La Vulnerabilidad De Las Mujeres: Desigualdades Y Violencia

La Vulnerabilidad De Las Mujeres: Desigualdades Y Violencia

El Salvador, como país, es catalogado como uno de los más peligrosos para las mujeres: violencia, abusos sexuales, embarazos adolescentes, etc.

Además, en materia social y económica, se presencia una desigualdad, entre mujeres y hombres.  

En el siguiente artículo, analizo la situación de las mujeres en La Libertad y cuáles son las mejores vías para mejorar su bienestar. 

Contenido

El empleo

Las mujeres forman parte de un grupo sensible, en el país. Respecto al empleo, existen diferencias visibles entre las mujeres y los hombres, tanto en el sector formal como en el informal.

El informe 2019-2020 de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) indica que, antes de la pandemia, solo una de cada tres mujeres tenía empleo.

Este mismo texto indica que la división se presenta, también, en los sectores laborales:

“Es importante destacar que patrones tradicionales de segregación sectorial inciden en que las mujeres jóvenes tengan presencia mayoritaria en sectores de servicios no mercantiles vinculados con el cuidado, tales como: enseñanza (60,6%); servicios comunales, sociales y de salud (51,9%); y hogares con servicio doméstico (90,1%).

La Vulnerabilidad De Las Mujeres Desigualdades Y Violencia. Mujeres sectores laborales. Infografía. Orlando Carranza. 2021

Además, el informe apunta que el sector de comercio, hoteles y restaurantes es en el que se presentan más mujeres ocupadas (46,6%).

Las diferencias se presentan, también, en la remuneración económica. La del hombre es más elevada, respecto a la de la mujer.

Priorizar los conocimientos y habilidades, ante el sexo; ayuda a romper las barreras.

Las empresas deben premiar el esfuerzo, el intelecto y las capacidades.

De este modo, se equilibra el empleo entre mujeres y hombres.

Y todo ello, se plasma, ofreciendo oportunidades y recursos a las mujeres.

El hogar y las tareas domésticas

Las diferencias, entre hombres y mujeres, en el ámbito socioeconómico, es provocado por la cultura del país.

Se sigue pensando que la tarea de la mujer se limita al hogar y el cuidado de los hijos.

La inculcación, desde pequeñas, a las tareas domésticas y la atención familiar, limita el futuro de las niñas.

Durante su infancia, parte de su educación se centra en estos asuntos, dejando de lado la enseñanza básica en la escuela.

Las familias tienen que educar a sus hijos, en materia de igualdad.

Las niñas tienen que saber, desde bien pequeñas, que no tienen límites.

Es decir, enseñar principios y valores, que fomenten el respeto hacia la mujer. 

La violencia machista y los feminicidios

La Organización Panamericana de la Salud clasifica la violencia contra la mujer en dos tipos:

·        La violencia de pareja.

“Comportamiento de la pareja o expareja que causa daño físico, sexual o psicológico”.

·        La violencia sexual.

“Cualquier acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual u otro acto dirigido contra la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de su relación con la víctima, en cualquier ámbito”.

En la mayoría de muertes violentas de mujeres no se logra esclarecer la autoría, relación o móvil del crimen.

En El Salvador, en varias ocasiones, los feminicidios se han catalogado como violencia social. La incorrecta clasificación y la falta de sensibilización, por parte de la sociedad, provoca un retraso nacional, en los derechos de las mujeres.

Las mujeres: reforma legislativa

Para mí, es esencial una reforma de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, en los siguientes puntos:

·        Ampliar el lugar de la denuncia: no acotar el requerimiento al municipio donde se ha producido la agresión.

·        Incrementar el tiempo de denuncia: con la ley, la víctima solo tiene 24 horas para presentar la denuncia.

·        Una vez impuesto el requerimiento, suspender el contacto entre la víctima y el agresor.

Con ello, podemos reducir el número de violencia machista.

A día de hoy, esta ley es insuficiente para la libertad de las mujeres.

Los últimos datos en El Salvador y La Libertad

La Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA) ha publicado los indicadores de violencia, desde enero a agosto de 2020. Los datos son extraídos de la Dirección de Información y Análisis (DIA) del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Durante este periodo, se cometieron 84 feminicidios. Los meses de agosto (16) y abril (15) registraron las cifras más elevadas. 

La Vulnerabilidad De Las Mujeres Desigualdades Y Violencia. Feminicidios 2020. Infografía. Orlando Carranza. 2021

El mayor número de feminicidios se produjeron durante la pandemia. La época en la que las víctimas convivían con sus agresores. El 15% de los homicidios fueron cometidos por las parejas de las víctimas.

Respecto al grupo de edades, el 44% de las mujeres asesinadas son menores de 29 años

La Vulnerabilidad De Las Mujeres Desigualdades Y Violencia. Feminicidios grupos edad. Infografía. Orlando Carranza. 2021

Se contabilizaron 17 casos, en la franja de edad, de los 25 a 29 años. Por otro lado, de los 20 a 24 años, se produjeron 12 homicidios.

Respecto a departamentos, el 39% de los feminicidios se presentan en Ahuachapán (12) y San Salvador (23). 

La Vulnerabilidad De Las Mujeres Desigualdades Y Violencia. Feminicidios departamento. Infografía. Orlando Carranza. 2021

La Libertad es el sexto departamento, con cinco feminicidios, empatado con Sonsonate y La Unión.

Las armas blancas y de fuego son los principales instrumentos para llevar a cabo los asesinatos.

Los datos son muy preocupantes. El informe Rompiendo moldes, de Oxfam, confirma mis palabras.

“La tasa de feminicidios permite hacer una comparación sobre la base de la población del país. Así, un país con mayor población y con mayor número de feminicidios en términos absolutos, como Colombia presenta una tasa que está por debajo de la de otros países. Los países con mayor tasa de feminicidios son El Salvador y Honduras con 11 y 10,2 mujeres asesinadas por su condición de género por cada 100.000 mujeres, respectivamente”.

Santa Tecla y la lucha por las mujeres

Las desigualdades entre sexos y la difícil vida de las mujeres en El Salvador demanda programas como el de la Casa de la Mujer Tecleña, en Santa Tecla. La misión de la instancia de la municipalidad es la siguiente:

La Vulnerabilidad De Las Mujeres Desigualdades Y Violencia. Mujeres. Fotografía. Orlando Carranza. 2021

“Orientar y definir la actuación municipal, impulsando acciones que contribuyan el empoderamiento de las mujeres en materia de igualdad y equidad; trabajando de la mano con instituciones y organizaciones locales para la aplicación de las leyes que enmarcan los derechos de las mujeres”.

Entre los servicios que brinda el departamento, destacan los siguientes:

·        Atención psicológica.

·        Atención legal.

·        Formación en derechos de las mujeres.

·        Atención en salud.

·        Programa de prevención de violencia contra las mujeres.

Conclusiones

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud, una de cada tres mujeres informa de violencia de pareja física y/o sexual o violencia sexual, por cualquier agresor durante toda su vida.

El 30% de las mujeres en las Américas han reportado violencia física y/o sexual, por parte de una pareja.

Asimismo, el 11% de las mujeres en las Américas han reportado violencia sexual, por parte de una persona que no es pareja.

Los datos recopilados en este artículo son demoledores. La legislación vigente y las medidas, adoptadas por instituciones, son insuficientes.

Se deben incrementar las ayudas y recursos a las instituciones que enfocan su proyecto a las mujeres.

De este modo, se incrementará la seguridad de las mujeres y mejorará la calidad de vida.

La violencia contra la mujer, perpetrada en la mayoría de las ocasiones por su círculo familiar, es un problema gravísimo en salud pública, y supone una vulneración de los Derechos Humanos.

Por último, las brechas sociales y económicas se equilibran brindando las mismas oportunidades de desarrollo, a hombres y mujeres.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *