La Salvaguardia De Los Derechos Humanos En La Libertad

La Salvaguardia De Los Derechos Humanos En La Libertad

Cuando nos enfrentamos a nuevas realidades, como la del Covid-19, las autoridades e instituciones deben afianzar la protección de los Derechos Humanos.

Estoy haciendo referencia a necesidades tan básicas, como los alimentos, el agua o la información pública.

Con la aparición de la pandemia y la instauración de la cuarentena, debemos proteger más que nunca a nuestros conciudadanos, en materia de derechos. 

Contenido

Los Derechos Humanos en la pandemia

La situación de la pandemia, en La Libertad ha sido complicada. Como en el resto del mundo.

La paralización de los negocios y el encerramiento en los hogares son medidas que deben ser tomadas, exclusivamente, para controlar la Covid-19 y no propagar el virus.

El Gobierno Central de El Salvador (GOES) ha gestionado la pandemia, de un modo personal y político.

Si se decide restringir los derechos, debe ser en beneficio de los salvadoreños y su salud.  

Desde ARENA, nos hemos mantenido vigilantes, en todo momento, de las necesidades que han atravesado los ciudadanos, durante la pandemia.

La Declaración Universal de Derechos Humanos

La Declaración Universal de Derechos Humanos, fue adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948.

Se considera un hito en la historia de los Derechos Humanos.

Es un texto, que une, por primera vez, los derechos fundamentales de todo el mundo.

Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos

La Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos tiene como misión:

“Ejercer el Mandato Constitucional de velar por el respeto y garantía de los Derechos Humanos, supervisando la actuación de la Administración Pública frente a las personas mediante acciones de protección, promoción y educación, contribuyendo con el Estado de Derechos y conformación de la Cultura de Paz”.

El órgano publicó un documento, para la defensa de los Derechos Humanos, ante la declaración del Estado de alarma, en El Salvador.

El fin, del texto, era que todos los procesos se llevaran a cabo con solidaridad, justicia, tolerancia, compromiso y dignidad humana.

Los derechos fundamentales, en cuarentena

Entre los artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, quiero hacer hincapié en los siguientes, que han sido los vulnerados, en época de cuarentena, en La Libertad: 

La Salvaguardia De Los Derechos Humanos En La Libertad. Mujer. Fotografía. Orlando Carranza. 2020

Derecho a la integridad personal

El derecho a la integridad personal es garantizar la protección de las personas, frente a posibles vulneraciones, como retenciones ilegales.

En este apartado, se puede hacer referencia, también, al derecho a la seguridad ciudadana y personal. La inseguridad puede conllevar violencia y delincuencia.

Se ha dificultado la entrada al país, de los ciudadanos salvadoreños. Aquellos que lograban entrar, realizaban una cuarentena. 

Pero, se les confiscaba sus objetos personales.  

Derecho a la participación

El derecho a la participación hace referencia a la toma de decisiones, en los asuntos públicos.

Por ejemplo, la determinación en los recursos financieros y sanitarios.

El GOES no ha indicado cómo se van a gestionar los fondos y recursos que recibe. Y, de qué modo se va a pagar la deuda que estamos generando.

Por otro lado, un nuevo encerramiento, en época electoral; supondría la eliminación de la oposición, por parte del GOES.

El resto de partidos no podríamos expresar a los ciudadanos cuál es nuestro programa para mejorar El Salvador. 

Derecho a la información

El ciudadano debe tener acceso a la información pública. Para ello, es muy importante la inversión en tecnología, porque es el mejor canal de comunicación con la población.

Muchos ciudadanos no han tenido acceso sobre el tiempo de cuarentena, la salida del aislamiento o el confinamiento. Y aunque el fin de las instituciones es proteger la salud pública, la información es esencial para los tecleños, y resto de salvadoreños. 

Derecho a la salud

Los hospitales estaban colapsados y las condiciones eran insuficiente para afrontar una pandemia:

·        Ausencia de distanciamiento personal entre pacientes.

·        Falta de maquinaria.

·        Insuficientes espacios e insumos.

·        Nivel bajo de bioseguridad para pacientes y médicos.

Por ello, a muchos pacientes se les atendió en casa.

Además, muchos doctores han muerto; durante su trabajo, por el virus.  

Hemos retrocedido 25 años en conocimientos sanitarios, por la pérdida de médicos. 

Con la aparición de la Covid-19, el resto de atenciones médicas han ‘pasado’ a un segundo plano.

Las autoridades sanitarias deben buscar medidas y fórmulas para complementar el virus y el resto de patologías

La salud está relacionada con el derecho a la alimentación. La entrega de canastas de alimentos no puede ser desproporcional.

Y, por el contra, que las familias necesitadas no tengan los paquetes que les corresponden.

Derecho al acceso de agua

Santa Tecla, Soyapango y San Salvador fueron los municipios más afectados, durante la pandemia, en la escasez de agua.

Muchos ciudadanos ‘denunciaron’ la falta de este bien, durante los meses de cuarentena.

Además, todo ello, con la constancia de que el agua es fundamental para mantener la higiene, que exige el virus.

Derecho a la educación y la cultura

Con la cancelación de las clases, en los colegios, muchos alumnos se han visto obligados a continuar sus lecciones desde casa.

Y, por desgracia, la tecnología no está en todos los hogares de los salvadoreños.

Por ello, muchos ciudadanos se han visto ‘apartados’ de la educación y la cultura.

Por otro lado, muchos padres han tenido que invertir en ordenadores e Internet para que sus hijos recibieran las clases online.

La pandemia ha acentuado la brecha digital que existe entre familias.

Derecho al trabajo

La población tiene que trabajar para sobrevivir y generar ingresos económicos.

El año 2020 se cerró con 100.000 empleos perdidos. Esto ha afectado a 400.000 personas (4 miembros, por familia).

El temor de un nuevo encerramiento está latente entre los salvadoreños.

A día de hoy, no existe un plan puntual sobre cómo salir de esta situación económica. 

Índice de Desarrollo Humano

El departamento de La Libertad y el municipio de Santa Tecla son regiones avanzadas, en comparación a otras zonas del país. 

La Salvaguardia De Los Derechos Humanos En La Libertad. Salvadoreño. Fotografía. Orlando Carranza. 2020

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es un indicador del desarrollo humano por país, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Se basa en un indicador social estadístico, compuesto por tres parámetros:

·        La vida larga y saludable.

·        La educación.

·        El nivel de vida digno.

Según el Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2018; el IDH, del departamento de La Libertad, en 2017, fue de 0.664, solo por debajo de San Salvador.

Esta cifra es superior a la media de El Salvador, en 2017 (0.660).

Si investigamos el último IDH de Santa Tecla (0.963), debemos retroceder hasta 2015.

Fue el cuarto municipio de El Salvador, con el Desarrollo Humano Muy Alto, detrás de San Salvador (0.996), Antiguo Cuscatlán (0.988) y San Marcos (0.967).

Los datos se recogen en el Plan Estratégico Institucional 2015-2018 de Santa Tecla.

El Informe sobre Desarrollo Humano 2019, sitúa a El Salvador en el puesto 124, en el rango de desarrollo humano medio, de 2018

La Salvaguardia De Los Derechos Humanos En La Libertad. IDH. Infografía. Orlando Carranza. 2020

Conclusiones

El Salvador, junto a Venezuela y Paraguay, se ha catalogado como uno de los principales países, en los que se ha vulnerado los Derechos Humanos, durante la pandemia.

El informe de Amnistía Internacional, Cuando la protección se vuelve represión, hace referencia al periodo de marzo a junio, de 2020.

La Declaración Universal de Derechos Humanos integra artículos de necesaria publicación, en su momento; y obligatorio cumplimiento, actualmente.

La falta de transparencia, en la gestión de la pandemia, se produce en dos vías:

·        El afrontamiento de la pandemia, con la vulneración de los derechos.

·        La falta de información sobre cómo salir de la crisis económica.

En conclusión, debe haber un equilibrio en el Estado. La participación de todos los involucrados para atender la pandemia. La Covid-19 afecta a todos los salvadoreños. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *